Hacia adelante

Se recomienda decir hacia delante, aunque la expresión hacia adelante no está tampoco mal, pero redunda la “a”, sin embargo, a nuestro parecer hacia atrás redunda menos por la consecución fonética más corta.
Por otra parte, adelante significa hacia adelante, por lo tanto si nos ponemos puntillosos, hacia hacia adelante no sería lo correcto.
“Cuando miro hacia atrás, que lejos. Cuando miro hacia delante, que cerca. Me hago mayor y me gusta.

Previendo o preveyendo?

En estos días de muchas ruedas de prensa, estamos oyendo alguna incorrección lingüística impropia como es previendo o preveyendo.

Previendo es la forma correcta. Preveyendo no existe. Previendo es el gerundio del verbo prever que a su vez este suele tener otra forma incorrecta que es preveer como consecuencia de mezclar su similitud fonética con el verbo proveer.

So

So es una preposición poco usada pero realmente practica para el significado que aporta. So significaba antiguamente bajo o debajo, de ahí la procedencia de soportal, socavar, sofreir, etc.
Actualmente la leemos o escuchamos en pocas ocasiones y en expresiones determinadas dando significado a la expresión de consecuencia,

Debes circular a 120 km/h, so pena de sanción“.

So pretexto de aclarar el error, mintieron aún más

En el Privilegio Real de la primer edición del Quijote donde se autoriza la publicación de este y firmado por D. Juan de Amezqueta dicta

So pena que la persona o personas que sin tener vuestro poder lo imprimiere o vendiere, o hiciere imprimir o vender, por el mesmo caso pierda la impresión que hiciere, con los moldes y aparejos della, y más incurra en pena de cincuenta mil maravedís, cada vez que lo contrario hiciere.”
“… y sucesivamente ponga esta nuestra cédula y la aprobación, tasa y erratas, so pena de caer e incurrir en las penas contenidas en las leyes y premáticas destos nuestros reinos

O en el mismo D. Quijote

Y si queréis saber quién os manda esto, para quedar con más veras obligado a cumplirlo, sabed que yo soy el valeroso don Quijote de la Mancha, el desfacedor de agravios y sinrazones, y a Dios quedad, y no se os parta de las mientes lo prometido y jurado, so pena de la pena pronunciada.

 

Fuésemos ido

Fuésemos es la primera persona del plural del imperfecto de subjuntivo del verbo ser y del verbo ir. Es una variante de fuéramos.No se debe confundir ni intercambiar esta forma con la del verbo haber.

La forma “fuésemos ido” o “fuéramos ido” está mal construida, en su lugar debe usarse “hubiéramos ido” o “hubiésemos ido“. Es común su mal uso por ejemplo también como “fuese comido” por “hubiera comido“.

 

Virgulilla

La virgulilla es el signo ortográfico que normalmente identificamos por ejemplo encima de la N para obtener una Ñ, pero, además existen otros como la cedilla, el apóstrofe o el acento ortográfico agudo. Todas son tildes.

Tilde, es el signo ortográfico. En la escritura, existen tildes sobre vocales que representan el acento ortográfico. El acento si no se escribe, hablamos de acento prosódico.

Libido vs lívido

Libido, palabra llana y femenina (la libido) que significa deseo sexual o lujuria, proviene del latín y su etimología está asociada a una raiz indoeuropea leubh (love en amor procede de esta).

La libido sigue los caminos de las necesidades narcisistas y se adhiere a aquellos objetos que aseguran la satisfacción de las mismas.

El porvenir de una ilusión“, Sigmund Freud

Lívido, palabra esdrújula que significa amoratado o pálido. Livor mortis, es una muestra de su significado cuando un cuerpo sin vida toma un color amoratado.

Su aspecto lívido, muestra que padece una enfermedad

Sino o si no

Sino escrito junto, se usa para indicar una contraposición de un concepto con respecto a otro, por ejemplo:

“No es verde, sino rojo”, “No voy, sino vengo”, “No lo han echado, sino que ha dimitido”, “No me llamó, sino que me envió un mensaje”

Sino es también un sustantivo que indica destino, “Su sino es acabar la carrera con matrícula”.

Por otra parte, si usamos si no separado, se trata de una frase condicional seguido de una negación.

“Si no comes, caerás enfermo”, “Si no llega pronto, tendremos que comenzar”, “Si no aprobó fue porque copió en el examen”

Si queremos asegurarnos de usar bien esta última, es posible incluir entre el si y el no un sujeto sobre el que recae la acción.

“Si (tú) no comes, caerás enfermo”, “Si (Ana) no llega pronto, tendremos que comenzar”, “Si (Pedro) no aprobó fue porque copió en el examen”

 

Pronombres reflexivos

Estos son me, te, se, nos, os y se.
Son pronombres personales que complementan a los verbos pronominales, deben estar en concordancia con la persona y número y hacen referencia al sujeto indicando que la acción recae sobre este.
Cuando los usamos podemos añadir el pronombre reflexivo delante o detrás unido al verbo.
Si usamos formas simples o compuestas, debemos anteponerlo, si utilizamos el infinitivo o gerundio podemos incluirlo delante o detrás pero nunca ambos porque redundaría y con el imperativo, siempre detrás.
Anteponiendo el pronombre, me casé, me gusta jugar, se vestía dentro de la habitación, nos habíamos peinado bien, te tienes que duchar o tienes que ducharte. Nunca te tienes que ducharte o me acabo de acabarme; en esta última frase, pueden usarse otros verbos sinónimos como me acabo de terminar
Para el imperativo, siempre detrás péinate, lávate y arréglate, casaos por la Iglesia o cásate por la Iglesia y nunca casaros, sentaos por favor y nunca sentaros. Si usamos el imperativo formalmente, este se construye con la tercera persona, cásense por la Iglesia, siéntense por favor.

 

Prolegómeno

Prolegómeno o preámbulo. Palabra esdrújula formada por el prefijo pro, antes o delante y legein expresar en griego y legere en latín procedente de este último, leer. Tenemos muchas palabras con esta raíz en el español, leyenda, elegante, inteligencia, sacrilegio, etc.

De ahí su significado,  “Tratado que se pone al principio de una obra o escrito, para establecer los fundamentos generales de la materia que se ha de tratar después“, también hacemos alusión con esta bella palabra a una introducción excesiva, “Déjate de prolegómenos!”.

Y nunca prelegómeno, proguelónemos y combinaciones parecidas.

Specere

Specere es un verbo latín que significa mirar u observar y del cual existen muchas palabras actuales que mantienen su herencia como espejo, espectro, especial, espectáculo, aspecto, etc. pero me voy a centrar en el uso de este verbo con el uso actual spec, acompañado del sufijo -tivo haciendo referencia a la capacidad de hacer o de recibir y con determinados prefijos.

Perspectiva. Per- es un prefijo con significado a través de, de modo que en este caso, perspectiva, no invita a mirar desde puntos de vista o en el caso del dibujo técnico y el diseño gráfico, los distintos modos de visualizar objetos. “Mi perspectiva del asunto es totalmente contraria a la tuya”.

Prospectiva. Pro- es un prefijo que tiene varios significados de los cuales nos quedamos con “hacia delante”, así prospectivo es una visión de futuro, mirar al futuro, prospecto proviene de esta y significa mirar hacia delante o examinar algo con vistas al futuro, así cuando tomamos una medicina, leemos el prospecto medicinal con vista a su consumo y a los posibles efectos secundarios en el futuro. “La empresa realizó una prospección de mercado“.

Despectiva. El prefijo des- indica negación o inverso, así algo despectivo es algo que no se puede mirar. “Lo miró despectivamente“.

Retrospectiva usa el prefijo retro- o hacia atrás indica un significado de visión del pasado “El muestra una imagen retrospectiva de sus inicios

Introspectiva con el prefijo intro- o dentro cuando miramos hacia el interior de algo “La psicología trata introspectivamente el conocimiento interior

Por último circunspectiva o mirar alrededor con el prefijo circun- lo cual da su significado de mirar comedidamente con decoro. “Un hombre circunspecto debe saber comportarse en la reunión

Specere, precioso verbo creador de múltiples palabras en nuestra rica lengua.