Quizá o quizás

Cuando queremos expresar duda o probabilidad de algo dándo la posibilidad de que ocurra o sea cierto, usamos el adverbio quizá, pero es totalmente compatible y correcto, usar la forma con s, quizás por lo que ambas expresiones están bien dichas. Esta última procede de la anterior a la que se le añadió una s en semejanza a otros adverbios como además, atrás, jamás,etc. Como curiosidad, su etimología es latina qui sapit, quien sabe.

Adverbios con -mente

Cuando a un adverbio o un adjetivo le añadimos el sufijo -mente, este normalmente se forma cambiando el género a femenino y añadiendo el sufijo, así si el adjetivo o el adverbio tiene tilde, este mantiene su tilde como por ejemplo gráfico que es palabra esdrújula, se convierte en gráficamente, ágil en ágilmente, cálido, cálidamente, rápido en rápidamente, último en últimamente. Por ejemplo, cariñoso, palabra llana, se convierte en cariñosamente, siendo esta última una palabra esdrújula pero como cariñoso no tiene tilde, el adverbio tampoco lo lleva.

Si usamos dos o más palabras con el adverbio -mente, solo lo añadiremos en la última palabra, «particular y especialmente me gusta mirar el cielo» y no decimos «particularmente y especialmente me gusta mirar el cielo«.

Por supuesto, no tiene nada que ver con el sustantivo abstracto mente!

Contra vs Cuanto

Existe un uso muy frecuente de la preposición contra en frases cotidianas. Quien no ha escuchado por ejemplo, contra más corro, más me canso; bien, pues el uso de la preposición contra es un uso erróneo y se debe cambiar por cuanto, de modo debemos decir cuanto más corro, más me canso. El uso de contra debe usarse en frases donde alguien o algo se enfrente a alguna circunstancia concreta, el contra todos, no se puede luchar contra los elementos, navegar contra el viento o la lucha contra el cancer.