So

So es una preposición poco usada pero realmente practica para el significado que aporta. So significaba antiguamente bajo o debajo, de ahí la procedencia de soportal, socavar, sofreir, etc.
Actualmente la leemos o escuchamos en pocas ocasiones y en expresiones determinadas dando significado a la expresión de consecuencia,

Debes circular a 120 km/h, so pena de sanción“.

So pretexto de aclarar el error, mintieron aún más

En el Privilegio Real de la primer edición del Quijote donde se autoriza la publicación de este y firmado por D. Juan de Amezqueta dicta

So pena que la persona o personas que sin tener vuestro poder lo imprimiere o vendiere, o hiciere imprimir o vender, por el mesmo caso pierda la impresión que hiciere, con los moldes y aparejos della, y más incurra en pena de cincuenta mil maravedís, cada vez que lo contrario hiciere.”
“… y sucesivamente ponga esta nuestra cédula y la aprobación, tasa y erratas, so pena de caer e incurrir en las penas contenidas en las leyes y premáticas destos nuestros reinos

O en el mismo D. Quijote

Y si queréis saber quién os manda esto, para quedar con más veras obligado a cumplirlo, sabed que yo soy el valeroso don Quijote de la Mancha, el desfacedor de agravios y sinrazones, y a Dios quedad, y no se os parta de las mientes lo prometido y jurado, so pena de la pena pronunciada.

 

A con hache

A sin hache es una preposición. Por ejemplo en el artículo en virgulilla sobre a ver y haber, tenemos uno de sus usos.

En este caso la preposición a se usa en frases como voy a salir, he tenido que ir a Córdoba.

Ha con hache, es la tercera persona singular del presente de indicativo del verbo haber y por tanto lleva hache. Tenemos que tener en cuenta que esta forma siempre va acompañada de un participio, el ha tenido que irse, Joaquín ha viajado a Córdoba en la que la primera ha es con hache y la segunda direcciona al lugar donde viaja Joaquín mediante la preposición a.

Para no equivocarnos, una vez leí que si podemos cambiar ha por han en plural, es con hache y si no podemos, es una preposición y no lleva hache, por ejemplo ha viajado a Córdoba podemos sustituirlo por han viajado a Córdoba ya que se trata del verbo haber, mientras que si lo hacemos con la segunda a, ha viajado an Córdoba no tiene sentido y consecuentemente es erróneo. El error no es viajar a Córdoba está claro!

Joaquín fue a Córdoba y me ha dicho que es una ciudad encantadora.

Existe una segunda forma de usar la a con hache y es ah que se trata de una interjección como ah! ya me he dado cuenta.