Virgulilla

La virgulilla es el signo ortográfico que normalmente identificamos por ejemplo encima de la N para obtener una Ñ, pero, además existen otros como la cedilla, el apóstrofe o el acento ortográfico agudo. Todas son tildes.

Tilde, es el signo ortográfico. En la escritura, existen tildes sobre vocales que representan el acento ortográfico. El acento si no se escribe, hablamos de acento prosódico.

Monosílabos con tilde

¿Cuando debemos usar la tilde en palabras monosílabas? Para comenzar, las palabras monosílabas no se acentúan nunca excepto en los casos en los que se usa la tilde diacrítica. Este tipo de tilde nos va a permitir distinguir una palabra de otra cuando tienen significados distintos o se pronuncian de distinto modo.

La preposición de no lleva tilde, mientras que la forma verbal del verbo dar si la lleva, “Dé usted el abrigo al chico“.

Si como condición y si como nota musical no la lleva, mientras que como afirmación y como pronombre reflexivo lo lleva. “Si viene, iremos a cenar“, “dije que “, “no se gusta a mismo“.

Mi como posesivo y como nota musical no la lleva y como pronombre personal, sí lo lleva. “Es mi coche“, “me lo debes a “.

Tu como posesivo no lo lleva y como pronombre personal sí. “Déjame tu coche“, “ tienes la culpa“.

El como artículo, no y él como pronombre, sí. “El coche verde se salió porque él tuvo la culpa“.

Mas cuando equivale a pero no lleva tilde y más cuando es adjetivo o suma, sí lo lleva. “Vino tarde, mas tuvo que irse pronto“, “ella es más guapa“, “dos más tres suman cinco“.

cuando es del verbo saber, lleva tilde y en el resto de casos, no. “Yo de lo que hablo“, “se durmió pronto“, “se vende“.

Por último el como planta, como bebida lo lleva y como pronombre personal no lo lleva. “Te invitó a tomar “.